Mejor color de luz para acuario: ¿cuál elegir?

Mejor color de luz para acuario: ¿cuál elegir?

¿Cuánta luz? Esta es el interrogante para todos esos apasionados que se están empezando en el planeta de las plantas plantadas, la contestación es simple, todo es dependiente de las plantas que hayas escogido para tu acuario. Si has escogido las «simples», las plantas precisan de 0,25 a 0,5 vatios por litro. Si has elegido los de contrariedad «media», se aconseja un mínimo de 0,5 watt/L hasta un máximo de 1 watt, al paso que los «bien difíciles» necesitan mucho más de 1w/L.

En el momento en que charlamos de las pretensiones de iluminación de nuestro acuario plantado, hablamos a la proporción de luz que emiten las lámparas y, al tiempo, a su calidad. Las plantas precisan una intensidad bastante para hacer la fotosíntesis y una calidad de luz lo mucho más similar viable a la que emite el sol.

Índice
  1. Iluminación nocturna del acuario
  2. Color de la luz
  3. Fantasma de color
  4. La relevancia del CO2 en su acuario

Iluminación nocturna del acuario

Un aspecto básico a tener en consideración son los ciclos día/noche en el acuario. Esto es primordial en el momento de eludir que tus peces se estresen por falta o exceso de luz. El agobio provoca que los peces se enfermen o no se desarrollen apropiadamente. En la naturaleza, pocas veces hay obscuridad total durante la noche y, por tal razón, se usan luces LED en el acuario. Son bastante libres y dejan que los peces se guíen y sigan con su accionar natural a lo largo de la noche. Aun se descubrió que varios corales medran vigorosamente en el momento en que imitas la luz de la luna. Le aconsejamos que utilice un temporizador para regular de forma automática las luces.

A lo largo del día se usan lámparas destacables para acuarios. Estos emiten algunas longitudes de onda que no están presentes en la luz habitual. Te va a ser realmente útil y también atrayente que comiences estudiando las pretensiones de los peces que tienes en tu acuario. Por servirnos de un ejemplo, las especies de los ríos del bosque no reciben luz del sol directa en su hábitat natural, y posiblemente necesite alumbrar el acuario a lo largo de menos horas que otras especies. Por otra parte, las que surgen de zonas tropicales o arrecifes poco profundos están habituadas a la luz del sol directa a lo largo de muchas horas cada día y precisan vivir y realizarse, de la misma las plantas acuáticas. Para los corales, asimismo es requisito emplear luces actínicas. La luz que emiten tiene una longitud de onda en el lado azul del fantasma que los corales y sus algas simbiontes absorben de manera fácil a lo largo de la fotosíntesis. Son luces de intensidad reducida, con lo que se acostumbran a conjuntar con otras luces mucho más fuertes.

Color de la luz

Comencemos con un excelente ejemplo de contraste. No todos y cada uno de los acuarios son iguales y no tienen por qué razón tener exactamente el mismo fantasma de luz. Dadas las diferencias en lo que se refiere a la luz. Pero esto no en todos los casos es tan claro por el hecho de que hay zonas del fantasma que escapan a nuestra vista y son de suma importancia.

Izquierda: Amazonas plantadas (P. Merino. CCBYSA3.0) Derecha: Origen Malawi (Lee Nachtigal. CCBYSA2. 0)

Fantasma de color

Si en algún momento ha relacionado la iluminación de una agradable cafetería con la iluminación de un hospital estéril, sabe que toda luz «blanca» cambia en temperatura el color, se mide en entidades de Kelvin (K). Una luz de lectura despacio y cálida que le da a un brillo amarillo tiene la posibilidad de tener una clasificación de 2700K, al paso que una luz blanca fría con un tinte azulado tiene la posibilidad de tener una clasificación de diez,000K.

Para ser sincero, el fantasma de colores da igual bastante tratándose de cultivar plantas de acuario por el hecho de que prosperan en un extenso rango de Kelvin. Se habla eminentemente de una prioridad personal pues no tenemos ganas ver las luces del acuario que son muchos rojas o bastante azules.

La relevancia del CO2 en su acuario

Las plantas acuáticas emplean dióxido de carbono (CO2) adjuntado con micronutrientes y macronutrientes y luz para hacer los nutrientes que precisan para medrar y progresar. Las plantas desarrollan energía a través del desarrollo de fotosíntesis donde la luz combina CO2 con agua para generar azúcares que nutren a la planta.

A lo largo del día, en el momento en que sucede la fotosíntesis, la planta libera oxígeno (O2) que es empleado por los peces y otras criaturas del acuario. Durante la noche, en el momento en que no hay luz libre, la planta se abre del revés, generando CO2 y consumiendo oxígeno.

Si quieres ver otros artículos similares a Mejor color de luz para acuario: ¿cuál elegir? puedes visitar la categoría Acuariofilia luminaria o revisar los siguientes artículos

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información